Eli Chávez, lista para asumir galones en el pivote

La jugadora de la selección de balonmano, Eli Chávez, en el hotel Reserva del Higuerón. Fuente: Laura Pérez

La jugadora de la selección de balonmano, Eli Chávez, en el hotel Reserva del Higuerón. Fuente: Laura Pérez

Con el adiós de Begoña Fernández y Vero Cuadrado, la tinerfeña asumirá mayor responsabilidad en esa posición de la selección de balonmano en el Europeo. 

Jesús Ortiz García
Actualizado: 29/11/2014 21:25 horas

Begoña Fernández ha sido la jefa de las ‘guerreras’ durante muchos años, una voz autorizada en el vestuario, todo coraje y pundonor, carácter en defensa y agilidad en ataque. La gallega y su compañera inseparable Verónica Cuadrado dejaron un hueco en el pivote de la selección femenina de balonmano. Ahora, Eli Chávez está decidida a dar un paso al frente y capitanear al equipo en esa posición.

La pivote Eli Chávez. Fuente: RFEBM

La pivote Eli Chávez. Fuente: RFEBM

“Estoy con ilusión, este es un año diferente aunque no tengo presión. Es un puesto difícil donde tenemos que estar a tope. Es muy complicado reemplazar a dos jugadoras del nivel de Bego y Vero, pero estoy preparada para asumir más responsabilidad, me siento cómoda y voy a dar el 100% en cada partido”, asegura la canaria.

Bajo su timidez se esconde una jugadora que sobre la pista exhibe una gran contundencia y firmeza que la han convertido en una pieza clave del combinado de Jorge Dueñas. Las 2 temporadas y media que llevaba en las filas del Nice le han servido para explotar y para completar su proceso de maduración. “La liga francesa es muy competitiva, está muy ajustada, puedes perder contra el último o ganar al primer clasificado. A mi juego me está aportando rapidez, confianza y he tenido que ponerme las pilas en el aspecto físico”, confiesa.

A sus 24 años Eli Chávez ya acumula más de 110 partidos con la selección y entre el 7 y el 21 de diciembre afrontará en Croacia y Hungría su 4º Europeo. “Físicamente llego bien, he tenido un poco tocada la espalda, de la cual estoy operada, pero me siento en buena forma y fuerte para dar guerra”, recalca.

La ‘torre’ de ‘La Roja’ -mide 192 centímetros- tiene claro su rol: “Atrás somos muy sólidas y debo seguir ayudando y en ataque trataré de abrir hueco a mis compañeras. Hay defensoras muy duras y con mucho nivel que dan leña, pero no me quedo atrás, alguna que otra suelto (risas), para ganarme el respeto”, añade.

La tinerfeña durante la entrevista. Fuente: L.P.

La tinerfeña durante la entrevista. Fuente: L.P.

España se medirá en la primera fase a Rusia, a la anfitriona Hungría y a Polonia, equipo al que venció el pasado viernes en el Torneo Internacional de Fuengirola (Málaga). “Las 3 son selecciones de gran nivel, un Europeo siempre es difícil pero nos ha tocado un grupo más complicado aún. Los 3 equipos tienen grandes defensas, pero Hungría juega en casa y son de las favoritas, pero vamos a pelear”, insiste.

España había dejado el listón muy alto con la plata europea (2008) y el bronce mundial (2011) y olímpico (2012), pero en los últimos campeonatos internacionales no han estado tan finas. La tinerfeña cree que en este Europeo mejorarán su imagen: “Es muy difícil mantener el nivel una vez que llegas a lo más alto, pero el objetivo es pasar la primera fase, intentar lograr medalla o al menos estar entre las mejores de la clasificación ya que empieza a contar para lograr una plaza olímpica en Río. Podemos hacer algo grande”. Es el momento de la ‘guerrera’ de Los Realejos.

[touchcarousel id=’207′]

Recomendar

Comentar