España se queda a una canasta del triunfo en Polonia

La selección española de baloncesto en silla de ruedas.  Fuente: FEDDF

La selección española de baloncesto en silla de ruedas. Fuente: FEDDF

La selección española masculina de baloncesto en silla cae en la final por 69-70 ante Gran Bretaña pero deja muy buena imagen en el torneo de Walbrzych que sirve de preparación para el Europeo.

Defaulttabjs deporte

Defaulttabjs deporte


3 de junio de 2017, 23:55

La selección española de baloncesto en silla de ruedas se quedó a una canasta de lograr el triunfo en el torneo de Walbrzych en Polonia, tras caer en la final por 69-70 frente a Gran Bretaña. Los pupilos de José Artacho dejan muy buena imagen en una competición que sirve de preparación para el campeonato de Europa que se celebrará en la localidad tinerfeña de Adeje del 21 al 30 de junio.

Antes de la final, España había logrado 3 victorias frente a Polonia (56-47), Gran Bretaña (63-62) y Países Bajos (41-33). Al igual que en el duelo del viernes, españoles y británicos mostraron un nivel muy parejo sobre el parqué del Centro Deportivo Recreativo ‘Aqua Zdroj’ de Walbrzych. Los últimos enfrentamientos entre ambas selecciones evidencian una reciente y sana rivalidad entre dos de los mejores equipos del mundo, con jugadores que se conocen bien de medirse en la liga española y en competiciones internacionales.

El plantel dirigido por Haj Bhania no se amilanó desde el inicio y logró un parcial de 0-6 gracias a Abdi Jama, Kyle Marsh y Lee Manning. España necesitó dos minutos y medio para abrir el marcador, gracias a una canasta a media distancia de Jordi Ruiz, muy activo en los minutos que rodó por la cancha, y poco después empató el encuentro. Con una defensa británica muy cerrada, los españoles fueron perseverantes al culminar varios ataques tras mover el balón a un lado y otro de la pista y con Ruiz como principal estilete ofensivo.

Tras el 16-18 del primer cuarto, Pablo Zarzuela empató el duelo y Ruiz, con un triple puso a España por primera vez por delante en el marcador (21-18). Quedaba mucho por jugarse, pero los de Artacho ya habían presentado sus credenciales de serio aspirante al título de Walbrych. Sin embargo, ese privilegio duró poco más de dos minutos porque emergieron Terry Bywater y Gaz Choudhry para sostener a los actuales tricampeones de Europa, así que la diferencia al descanso era de tres puntos a favor de Gran Bretaña (34-37).

Al inicio de la segunda mitad llegaron los peores minutos para España, con Choudhry omnipresente y certero en la línea de tiros libres, algunas lagunas defensivas aprovechadas por Harry Brown e imprecisiones en el ataque español. Así que un parcial de 0-10 situaba a los británicos en una buena posición para recibir el trofeo de campeón (41-52). Después, un triple de Bywater sirvió para llevar al electrónico la máxima ventaja de todo el encuentro (43-55).

Tocaba remontar en los últimos 10 minutos y España estuvo muy cerca de lograr la machada porque disfrutó de sus mejores momentos cuando más se torcían las cosas. Con más intensidad defensiva, contraataques lanzados por Asier García para Pablo Zarzuela y el despertar de Alejandro Zarzuela, la diferencia casi se anuló a cuatro minutos y medio para el final (61-63), lo que obligó a Bhania a pedir un tiempo muerto para frenar la hemorragia.

A un minuto para el final, Gran Bretaña ganaba de tres (65-68) y todo era posible. Algunas canastas fáciles falladas por los españoles y el carrusel de tiros libres favorecieron a los británicos. España pudo haberle dado la vuelta al marcador, pero éste se quedó al final en 69-70, con lo que los británicos se llevaron la medalla de oro de Walbrzych y los españoles, la de plata.

ESPAÑA 69 (16+18+13+22)
Stix, Pablo Zarzuela (15), Alejandro Zarzuela (10), Ruiz (14) y García (10) -cinco inicial- Lara (2), Diallo (8), Mouriz, Romero y Mena (10).

GRAN BRETAÑA 70 (18+19+20+13)
Choudhry (24), Marsh (5), Jama (8), Manning (7) y Orogbemi (2) -cinco inicial- Simon Brown (5), Bywater (13) y Harry Brown (6).

Recomendar

Comentar