Miguel Ángel López marchó por el oro en Pekín

El murciano posa con la bandera española. Fuente:

El murciano posa con la bandera española. Fuente: Reuters.

El murciano ha vencido en la prueba de los 20 km del Campeonato del Mundo, en un alarde de inteligencia, elegancia y frialdad.

Daniel Carretero

Daniel Carretero

@hismediocridad
23 de agosto de 2015, 6:50

En plena madrugada española, como tantos otros momentos del deporte español en el pasado, un murciano, de 27 años y estudiante de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte se ha convertido en el nuevo campeón del mundo de 20 km marcha.

Partía con la 12ª mejor marca de los participantes y la 8ª en este año, esta última algo más real para aproximarse a sus verdaderas posibilidades en la prueba. Pero Miguel Ángel ha llegado a Pekín en su mejor estado de forma de siempre y lo ha demostrado en carrera, con una frescura tanto física como mental que le ha acompañado en todo momento.

El inicio de la prueba. Fuente: Reuters.

El inicio de la prueba. Fuente: Getty Images.

Durante las 3 vueltas al estadio los chinos Zelin Cai, Zhen Wang y Ding Chen, el japonés Yusuke Suzuki, marquista mundial, y Miguel Ángel López ya se pusieron en cabeza. Era el preludio de lo que estaba por venir.

Fuera del estadio Chen cogió la cabeza y tomó unos metros de ventaja pasados los 2 km, que poco a poco fue incrementado. Eran momentos de tanteo y el chino empezó a hacer la goma. No parecía la mejor forma de comenzar una prueba con tantos kilómetros por delante, más si tenemos en cuenta que era uno de los favoritos.

Al paso de los 5 km, con un tiempo de 20:10, todavía asequible para muchos, saltó del grupo el alemán Hagen Pohle, campeón mundial juvenil y europeo júnior, pero su aventura tan sólo duró 2 km.

A los 7 km el grupo volvía a estar compacto. Chen volvía a mostrarse, su compatriota Cai le daba algún relevo. Justo lo contrario que Miguel Ángel López, que tras los instantes iniciales en los que corrió más en cabeza empezó a resguardarse dentro del grupo. Casi al ecuador de la prueba el murciano parecía cómodo, sin mostrarse demasiado y controlando la prueba desde el interior del paquete principal.

40:21 al paso de los 10 km, el ritmo no era alto y prácticamente se había repetido el parcial de los primeros 5, lo que permitía que todavía aguantasen 13 atletas. Sin embargo, Zelin Cai tomaba en ese momento la cabeza y a partir de ese momento la prueba comenzó a entrar en su parte decisiva.

El abandono del japonés marquista mundial Yusuke Suzuki abría más aún la carrera. Su compatriota Fujisawa se quedaba. El ritmo de la prueba era cada vez más importante y el grupo era ya tan sólo de 7 atletas: los 3 chinos, el ecuatoriano Chocho, el colombiano Arévalo, el japonés Takahashi y el propio López, que con el desgaste de los marchadores chinos y su superioridad sobre los americanos apuntaba a medalla.

Pero en ese momento Wang, con el 2º registro del año de los participantes, se situaba en cabeza. Con un paso demoledor en el km del 12 al 13 de 3:49, cogió una distancia que parecía que le serviría para el oro. Por detrás, sus 2 compatriotas chinos y el ecuatoriano Andrés Chocho. A unos metros el español, sin entrar en cambios, con inteligencia y sabedor en todo momento de su ritmo ideal. De esa manera, con una extraordinaria frialdad, volvía a entrar en el grupo perseguidor.

A punto de cumplirse una hora de la prueba y recién pasados los 15 km, ese momento en el que todo lo que ha pasado hasta el momento en una prueba de 20 km marcha puede saltar por los aires, se quedaba Chen. Miguel Ángel López era 2º, Chocho 3º y Cai se tenía que detener durante unos segundos por unos problemas estomacales. En un abrir y cerrar de ojos, o en un cambio de la señal de televisión, como prefieran, se había quitado de en medio a 2 de los chinos.

López superó al chino a falta de poco más de 1 km. Fuente: Reuters.

López superó al chino a falta de poco más de 1 km. Fuente: Reuters.

A continuación dejaba atrás al ecuatoriano y el único rival en el horizonte era Wang, el mejor de los chinos, que le sacaba entonces 10 segundos. A pesar de la distancia se le veía muy buena cara al español, que no mostraba síntomas de crispación en ningún momento, lo contrario en el caso del asiático. Al paso por el km 16 la distancia era de apenas 6 segundos. Por detrás, Chocho quedaba descalificado. Pero no bastaba con la plata, el murciano tenía el cuchillo entre los dientes.

Al paso por el km 17 alcanzaba a Wang, que sacó fuerzas de flaqueza para volver a cambiar y coger un par de metros al español. Quedaba aguantar detrás hasta encontrar el momento más apropiado para atacar, y así lo hizo. A poco más de un km para el final y con el toque de campana López sacaba de punto al chino. Eran las 3:44 hora española. Wang, con 2 tarjetas rojas y sin capacidad de reacción veía desde la distancia como Miguel Ángel marchaba hacia el oro.

Puño en alto a la entrada del nido, Borja Vivas aplaude sobre la pista, le choca la mano. 1:19:14, registro personal y 2ª mejor marca española de todos los tiempos, sólo por detrás de Paquillo Fernández.

Tranquilo y relajado, hasta después de su entrada en meta. Técnica depurada y limpio de amonestaciones. Frío, preciso e inteligente en los momentos más complicados, conocedor de la prueba y de sí mismo, y sin un síntoma de crispación durante toda la carrera. En plena madrugada española, Miguel Ángel López ha sido la elegancia de la marcha mundial.

El murciano es el 2º campeón del mundo español de 20 kilómetros marcha, tras Valentín Massana, que lo fue en Stuttgart 93, y el 3º de marcha, ya que Jesús Ángel García Bragado ganó los 50 km de esos mismos campeonatos. Asimismo, se trata de la 8ª medalla de oro para España en unos mundiales. Miguel Ángel López es otro nombre para la historia.

El podio de la prueba lo han completado Zhen Wang, plata con 1:19:29 y el canadiense Benjamin Thorne, bronce con 1:19:57, récord nacional de Canadá. En cuanto a los otros españoles participantes, Álvaro Martín ha sido 17º con 1:22:04 y Diego García 30º con 1:24:52. El objetivo de ambos de acabar la carrera y coger experiencia internacional estaba cumplido, sus mundiales serán otros.

Durante la mañana en Pekín, madrugada en España, también ha participado Borja Vivas en la calificación del lanzamiento de peso. El malagueño, que arrastra unas molestias lumbares, tan sólo ha podido lanzar 19.28, quedándose fuera de la final con el 24º puesto en el global de la prueba. El corte ha estado en 19.94.

En la jornada vespertina, el sevillano Kevin López tampoco ha podido acceder a la final de 800. Con una marca de 1:45.84, ha sido finalmente 4º en su serie de semifinal tras la descalificación del etíope Mohammed Aman, pero no ha tenido opciones reales de clasificación durante toda la carrera. El español ha obtenido el 10º registro de los semifinalistas y ha terminado 12º en la general de la prueba.

Recomendar

Comentar