Paco Cubelos: “Nuestro objetivo es volvernos de Hungría con un billete olímpico”

Paco Cubelos. Fuente: PC

Paco Cubelos. Fuente: PC

Mariló Carvajal

Mariló Carvajal


13 de agosto de 2019, 11:00

Paco Cubelos tiene claro cuál es el objetivo de cara al próximo Mundial de Piragüismo que se celebra entre el 21 y el 25 de agosto en Szeged (Hungría). El talaverano no quiere volverse sin un billete olímpico y, para ello, tendrán que quedar entre los 6 primeros puestos. Un objetivo que tanto él como su compañero en el K2 – 1000, Íñigo Peña, no se quitan de la mente.

PREGUNTA.- Apenas unos días para el Mundial de Hungría, ¿nervioso?

RESPUESTA.- De momento nervios pocos. Yo soy de ponerme nervioso en la piragua, cuando ya está a punto de salir y de momento nervios pocos, pero lo que sí que hay son muchas ganas de competir y de ver si todo el trabajo que hemos estado haciendo todo el año ha dado resultados.

P.- ¿Pero no es peor que los nervios aparezcan justo en la piragua?

R.- Para mí no. Yo necesito un poco de esos nervios justo antes de competir. Siempre los tengo y es lo que me hace activarme en el momento de la competición y lo que diferencia una competición de un entrenamiento normal. Creo que todos los deportistas tenemos nervios justo antes de competir y, en mi caso, además es que los necesito, cuando no estás nervioso no rindes igual.

P.- Tras la concentración en Ourense, ¿cómo están siendo los últimos entrenamientos?

R.- Son de mucho menos volumen, más enfocados a la competición, mucha más intensidad pero poco volumen. Es la recta final, los días de puesta a punto y se va notando que se acerca la competición y el cuerpo ya te va pidiendo que le des esa chispilla para estar el día de la competición al 100%.

P.- ¿Cómo está ese K2 – 1000?

R.- Muy bien. Llevamos todo el año entrenando muy bien, con muy buenas sensaciones. Estas últimas semanas además están siendo especialmente buenas así que esperar que estos días que quedan para viajar a Hungría sigan igual para competir allí al 100% y hacer un buen papel.

P.- Hace un par de meses, antes de los Juegos Europeos de Minsk, me hablaba de sensaciones, ahora las vuelve a nombrar, ¿cuáles son en estos momentos?

R.- Son muy buenas. Cuando hablábamos antes de Minsk era diferente porque era otro tipo de trabajo. Sabíamos que allí no íbamos a llegar en nuestro mejor momento porque la preparación no iba enfocada a esa competición, pero para ésta sí. El Mundial es el objetivo prioritario de la temporada y todo el entrenamiento va enfocado a esta competición. Con lo cual, las sensaciones tienen que ser buenas y además están siendo buenas.

P.- Antes de Minsk ya estaba el mundial marcado como objetivo en su mente…

R.- No quería hablarte casi de Minsk porque la preparación iba enfocada únicamente al Mundial. Los Juegos Europeos nos pillaban de paso y era una competición que nos apetecía, pero estuvimos dudando hasta el último momento. Finalmente decidimos ir al ser una competición importante y del calibre de unos Juegos Europeos.

P.- ¿Cómo llegan los rivales?

R.- No sabemos realmente en qué estado de forma pueden llegar hasta que no compitamos allí. Sí que conocemos a todas las embarcaciones que se van a enfrentar a nosotros, que son los mismos que estuvieron en la Copa del Mundo y que estuvieron en los Juegos Europeos. De fuera de Europa sólo estaría Australia, el único barco no europeo que ahora tiene una embarcación de primer nivel en nuestra disciplina. Nos conocemos todos y sabemos que hay entre 8 y 10 barcos que son muy potentes y habrá que pelear con todos ellos para hacerse con esas plazas.

P.- Llegarán a Hungría como subcampeones del mundo, ¿supone eso una presión extra?

R.- Intentaremos mejorar pero no queremos ponernos ninguna presión. El objetivo allí es hacerlo lo mejor posible, intentar conseguir una de las plazas olímpicas. Aunque hay cierto margen, las carreras cada vez están siendo más justas, se deciden por décimas o centésimas los puestos, así que hay que estar al 100% para poder entrar entre los 6 primeros. Y habiendo conseguido esa plaza, si puede ser una medalla mejor aún. Pero nuestro objetivo es hacer nuestra mejor carrera y volvernos de Hungría con un billete olímpico.

P.- ¿Cómo se encuentra personalmente?

R.- Muy bien, esta temporada me he encontrado bastante bien desde el principio. Ya en las competiciones nacionales estuve yendo a un buen nivel, después en el K2 internacionalmente creo que hemos visto cosas muy positivas. Este año no hemos conseguido medalla pero hemos estado muy cerca. Además, hemos mejorado alguna cosa respecto al año pasado y hemos pulido pequeños detalles para estar al 100%. Creo que ahora mismo estoy en el mejor momento de mi temporada, también en el mejor momento de mi carrera deportiva así que vamos a intentar aprovechar el momento y volver con un buen resultado de Hungría.

Mundial de Hungría

Tras la concentración en Ourense, la última semana antes del mundial la pasarán en Madrid para viajar el lunes 19 de agosto a Hungría. Estos días, Cubelos cuidará los últimos detalles y afirma que el trabajo “ya está hecho”. Cuidar la alimentación y el descanso es básico en los días previos a una cita de la importancia del Mundial.

En Hungría competirá también en K1 – 5000, pero esa prueba no es el objetivo. Actual campeón de España, en el campeonato del mundo buscará hacer un buen papel pero, sobre todo, disfrutar. El palista tiene claro que el único objetivo es hacer un buen resultado en el K2, en la que se estrenarán el viernes 23, día de la eliminatoria. El sábado tendrán lugar las semifinales y el domingo, la gran final.

En Szeged, los palistas Paco Cubelos e Íñigo Peña buscarán el billete olímpico que les permita estar el próximo año en Tokio. Una cita que tienen marcada en su calendario y que es el único objetivo en mente del talaverano y el guipuzcoano.

Recomendar

Comentar