Plata continental y billete a Tokio para la 'ÑBA' en silla

El combinado español ha subido al 2º cajón del podio en el Campeonato de Europa masculino de Baloncesto en Silla de Ruedas, tras caer en la final ante Gran Bretaña por 77-52.

Defaulttabjs deporte

Defaulttabjs deporte


16 de septiembre de 2019, 11:00

España ha conseguido la medalla de plata en el Campeonato de Europa masculino de Baloncesto en Silla de Ruedas, tras caer en la final ante Gran Bretaña por 77-52. Con esta segunda posición, la selección iguala su mujer resultado europeo y regresa de Polonia con el objetivo cumplido de clasificarse para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. La competición ha tenido lugar en Walbrzych (Polonia) entre el 30 de agosto y el 8 de septiembre.

El partido enfrentó a las dos mejores selecciones del torneo continental. España jamás había ganado tantos partidos en un Europeo, no había llegado tan lejos desde hace 24 años y no tenía tanta presión por la medalla de oro como Gran Bretaña, séxtuple campeona europea que acudió a tierras polacas siendo la actual campeona del mundo y con el propósito principal de ‘recuperar’ el primer puesto continental que perdió ante Turquía hace dos años.

Indefensa ante Gran Bretaña
El encuentro empezó con cruz para España, siempre por debajo en el marcador. Los españoles, algo nerviosos, ya perdieron tres balones en los tres primeros minutos y encajaron un 6-0 ante la versatilidad británica que obligó a Óscar Trigo a pedir entonces un tiempo muerto.

Además, España se cargó pronto de personales y tardó casi seis minutos en anotar, con dos tiros libres de Jordi Ruiz, y más de ocho en conseguir la primera canasta, de Agustín Alejos apoyándose en el tablero. El duelo estaba siendo muy trabado, poco vistoso y enmarañado con una España desconocida en el torneo que acabó el primer cuarto con nueve puntos abajo (16-7).

Tocaba remar contracorriente en un encuentro que se presagiaba muy cuesta arriba para España, pero era una final. Nervios fuera, el segundo cuarto niveló la balanza y Alejos se echó el equipo a su espalda. Trigo probó varios quintetos y David Mouriz recortó distancias con un triple (27-21), pero un parcial de 8-0 dejó el tanteo en 35-21 al descanso.

Ambos equipos ya estaban cargados con 12 faltas personales cada uno (tres de Alejandro Zarzuela y Manu Lorenzo en España, cuatro de Harry Brown en Gran Bretaña) y las defensas habían que el acierto en los tiros de campo flojeara (25% en el equipo español y 37% en el británico).

Tras el descanso, España siguió intentando ofrecer su mejor versión, pero lo cierto es que estuvo siempre a remolque en el marcador sin mayor éxito en su juego de transición, menos acierto del deseado en los tiros, Alejandro Zarzuela con cuatro personales y sin dar con la fórmula mágica para frenar el ataque de los rivales. Al finalizar el tercer cuarto, 58-37 favorable a Gran Bretaña.

La remontada se antojaba improbable, pero en el último cuarto tocaba luchar para al menos cortar la hemorragia. No pudo ser, el aro se hacía pequeño para los españoles, mientras los británicos no bajaban el pistón y alcanzaron una máxima ventaja de 29 puntos tras un triple de Gaz Choudhry (77-58). El marcador se quedó definitivamente en 77-52.

En España destacaron Agustín Alejos (23 puntos y 5 rebotes) y Manu Lorenzo y Asier García (10 puntos y 6 rebotes cada uno), como Terry Bywater (19 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias), Harry Brown (12 puntos y 5 asistencias) y Phil Pratt (8 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias) en Gran bretaña.

GRAN BRETAÑA 77 (16+19+23+19): Simon Brown (3), Harry Brown (12), Pratt (8), Warburton (8), Manning (6) -cinco inicial- Choudhry (3), Marsh, Bywater (19), Bates (5), Jama (6), Sagar (7) y Fox.

ESPAÑA 52 (7+14+16+15): Stix, Alejandro Zarzuela, Ruiz (2) García (10), Lorenzo (10) -cinco inicial- Pablo Zarzuela (2), Lara, Diallo, Mouriz (5) y Alejos (23).

Invicta hasta la final
La selección española se estrenó en este Europeo con un abultado triunfo ante Países Bajos (83-36), que supuso la victoria más contundente de la historia contra el equipo neerlandés. En su segundo partido, la selección arrolló a Rusia, a priori el rival más asequible del grupo, por otro claro 35-101.

El tercer encuentro de España fue mucho más ajustado. Aunque Israel plantó cara, los pupilos de Óscar Trigo supieron sufrir para sacar el encuentro adelante y clasificarse matemáticamente para los cuartos de final con el marcador siempre a favor (75-56). La Roja sumó su cuarta victoria consecutiva ante Francia, en un cara a cara en el que los españoles volvieron a mostrar su gran afán competitivo al endosarle un 76-25 al equipo galo.

Para cerrar la fase de liguilla y dilucidar las primeras posiciones del grupo, el combinado español se midió a Turquía. Ambas selecciones llegaban invictas a este último partido, que se decantó del lado de España por 61-76, gracias al acierto de la dupla Asier García-Alejandro Zarzuela, a una defensa muy bien ajustada y a un ataque interior demoledor.

En cuartos de final, Polonia no fue rival para España, que se impuso por 62-79. Con este triunfo, la selección no sólo se metió en la lucha por las medallas, sino que también aseguró su presencia en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, donde tendrá oportunidad de defender la medalla de plata conquistada en Río 2016.

Y ya en semifinales, la escuadra nacional superó no sin dificultades a Alemania, un rival que plantó cara constantemente en un partido duro. Igual que ante Polonia, Jordi Ruiz asumió la responsabilidad anotadora hasta el 60-70 definitivo que daba a España el pase a la final.

En el partido por la medalla de bronce, Turquía derrotó a los germanos por 76-65, mientras que Italia, Polonia, Países Bajos y Francia ocupan las posiciones quinta a octava, respectivamente.

Alejandro Zarzuela, en el quinteto ideal
Alejandro Zarzuela tuvo una gran actuación en el Europeo, en el que acabó siendo el máximo reboteador (10,8 capturas de media por partido) y el sexto máximo anotador (16,4 puntos de promedio).

El pívot jerezano, que ha jugado 156 partidos con la selección española, entra por segunda vez en un quinteto ideal de un campeonato continental absoluto, puesto que ya lo estuvo en la edición celebrada en Fráncfort (Alemania) en 2013, donde España logró la medalla de bronce.

En el apartado estadístico también destacó Asier García, segundo en asistencias (10,0 de media) y octavo en puntos (15,1). El base bilbaíno acumula 158 internacionalidades con el equipo español.

Además de Alejandro Zarzuela, también fueron reconocidos en el quinteto ideal de Walbrzych el turco Ismail Ar, los británicos Gregg Warburton y Phil Pratt, y el alemán Dirk Passiwan. Por su parte, el germano Aliaksandr Halouski recibió el trofeo al máximo anotador del torneo.

Recomendar

Comentar